July 12, 2008

194 (segunda parte)

Deseo: Cosmic Hydra
Deseante: Lontananza

(cont.)
¿En qué nos habíamos quedado? Ah, sí. En la mano transparente. El momento en que alguien golpea insistentemente la puerta. Ahora hay una presencia menos en la sala de espera (la hidra se ha ido) pero aparece una tonelada nueva de incógnitas... ¿Por qué estaré desapareciendo?

Corro por el pasillo, alejándome de la sala de espera. Deseo refugiarme en la preciosa lámpara que aguarda en mi estudio. Mi sombra corre a mi lado, deslizándose por las paredes mientras se va haciendo más delgada, más tenue. Creo que cuando encuentre la lámpara seré YO quien pida un deseo. Antes de que sea demasiado tarde, antes de que el terrible genio derribe la puerta y me la arrebate para siempre.


Entro en la realidad azulosa del estudio. En el escritorio, bajo la luz de neón, debería estar la cálida lámpara de tungsteno. Por un segundo, creo no verla. ¡Ahí está! Desenchufada y triste. El cable de corriente cuelga por el costado como una lengua. Intento conectarla, frotarla, pero mis manos son de niebla. No logran sostener nada.

2 comments:

PBetteo said...

Dear Bastet: Gracias por permitirme dar en el clavo. Un abrazo lluvioso.

lontananza said...

es sorpresiva, no asegures que se haya ido... Gracias por darle vida!! por darme vida en este día muerto...